Carta de nuestra Presidenta Hortensia Hermida

Carta de nuestra Presidenta Hortensia Hermida

PARA TI, PARA VOSOTROS. GRACIAS A TI, GRACIAS A TODOS VOSOTROS

Cuando aprendí a dar mis primeros pasos y fui capaz de ir andando cogida de la mano de mi padre, recuerdo que sentada en la acera de un bordillo, de una calle del barrio de la Barceloneta presencié por primera vez, con tan corta edad, una partida de Petanca.

Desde aquel instante y hasta hoy, creo recordar que toda mi vida ha estado relacionada y vinculada a este deporte, evidentemente de formas y situaciones tan diversas como gratificantes, hasta el punto de estar segura de que toda mi vida ha sido la Petanca y que en ella me he formado, he aprendido y he crecido siempre de forma positiva o quizá sea porque si ahora miro hacia atrás, mi memoria me invita a eliminar los malos recuerdos y únicamente me permite conservar y magnificar todo lo bueno que siempre he disfrutado con el mundo de la Petanca y las Bochas.

Como dice el poeta Pessoa “llega un momento en que es necesario abandonar las ropas usadas que ya tienen la forma de nuestro cuerpo y olvidar los caminos que nos llevan siempre a los mismos lugares. Es el momento de la travesía y, si no osamos emprenderla, nos habremos quedado para siempre al margen de nosotros mismos″.

Considero que es importante saber cuándo llega ese momento, el momento de poner la palabra fin y de no llorar porque algo termina, al contrario, hoy quiero sonreír y dar las gracias por haber tenido la suerte de compartir vivencias tan enriquecedoras, que me han permitido conocer personas que tantas cosas positivas han aportado a mi vida, y tener presente que cuando algo finaliza es porque simplemente algo va a comenzar y que del mismo modo, para que algo comience es preciso que algo finalice. Tan sencillo como eso.

El próximo mes de diciembre, se celebrarán las elecciones a la presidencia de la FEP y he decidido no presentarme a las mismas, ya que cuando no existe una buena razón para quedarse, considero que es el momento de marcharse y me voy siendo muy consciente de los pocos aciertos que he tenido y de los muchos fallos que habré cometido, o viceversa, (ya sabemos que esto dependerá mucho del color del cristal con el que se mire) pero os puedo asegurar que siempre he intentado, con o sin éxito, lo mejor para nuestra Federación.

Pido disculpas por la extensión de este escrito, pero necesito agradecer públicamente el apoyo que siempre he recibido de todas las personas que han estado a mi lado a lo largo de todos estos años y quiero dar las gracias a todos los que confiaron en mí y no dudaron en acompañarme en este viaje que ha sido tan apasionante.

No voy a dar nombres, porque tendría que extenderme muchísimo. Sólo quiero dar las gracias a mi familia y amigos más íntimos por comprenderme y animarme en mis luchas y por saber disculpar mis múltiples ausencias; a todas las personas que han formado parte de mis distintas Juntas Directivas porque sin ellas, yo no hubiera podido hacer absolutamente nada. Gracias igualmente a todas las personas que han colaborado conmigo desde los distintos Comités que se han creado. A los Asambleístas, a los Técnicos, a los Directivos, a los Árbitros, a los Presidentes de Federaciones y Delegaciones, y a todas las personas que sin tener ninguno de estos cargos, trabajan y luchan por el bien de nuestro deporte. A los que nos informan a través de las ondas, de las redes sociales o con las cámaras de televisión. A los Clubes que son la base fundamental de nuestra Federación. Y de un modo muy especial a todos nuestros deportistas de Petanca y Bochas por ser los verdaderos protagonistas, que con su esfuerzo y sacrificio nos han dado tantas alegrías y son la razón principal para que sigamos enamorados de nuestro deporte. Gracias a todas y a todos por ser los indispensables eslabones que toda cadena necesita.

Finalizo ya, recordando unas líneas de uno de mis escritores preferidos que dice “cada libro, cada tomo que ves, tiene alma. El alma de quien lo escribió, y el alma de quienes lo leyeron y vivieron y soñaron con él ″ y he elegido esta cita porque creo que tiene mucha similitud con la FEP, que se creó con un grupo de personas que creyeron y lucharon para que la Petanca y las Bochas tuvieran su propia Federación y que continúa adelante porque todos los que la quisieron antes que nosotros y todos los que la queremos formamos parte de ese alma, aunque cada uno de nosotros la escriba, la lea, la viva o la sueñe a su manera.

Fuenlabrada (Madrid),
2 de Septiembre de 2016
Hortensia Hermida Torres
Presidenta FEP